SABOR A NADA

Flojo debut del nuevo DT, con un empate en el Cilindro que nos deja más lejos de la punta.

El indispensable homenaje a Tito Pizzuti sirvió como previa al debut oficial de Sebastián Beccace detrás de la línea de cal en Avellaneda. Su propuesta de 4-3-3 se vio de entrada, y tuvo como novedades la presencia de Montoya como lateral derecho, el debut de Tiago Banega más las presencias de Miranda en el medio y Fértoli arriba. Esos rumores de deseos de desprenderse de Cvitanich, quien no ingresó en todo el partido, parecen cada vez más firmes. No creemos que serán bien recibidos por los jugadores y por el público.

La Academia arrancó con la búsqueda de protagonismo característica de la anterior etapa, y a los 12 minutos avisó Matías Rojas desde afuera. Al rato la visita lo tuvo con Díaz, y la contra la intentó Fértoli.

Sin ideas claras, Racing se adelantó en el marcador cerca del final del periodo, tras una pelota parada que capitalizó Mauricio Martínez luego de una serie de confusos rebotes, con un suave pero preciso disparo que se coló por la izquierda del eterno Lucchetti.

El local siguió teniendo la iniciativa en el complemento pero cada vez más chato y menos punzante, sin ningún rasgo claro de juego. Eso lo pagó caró a los 16, cuando Toledo se encargó de marcar lo que iba a ser el 1 a 1 definitivo.

Los extraños cambios del flamante DT confundieron todo aún más, y se destacó la presencia de otro juvenil, Carlos Alcaraz, quien entró para jugar el último tramo.

Poco auspicioso el debut de BK, pero a tener paciencia, es un solo partido y queda mucho por delante. Lo más preocupante fue ver a un Racing, que, a diferencia de los últimos tiempos, no tuvo esa insistencia que parecía que, jugando o bien mal, en cualquier momento podría marcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *