CHAU, CHAU, CHAUUUU… PARA VARIOS

publicado en: Noticias, Primera division | 0

Que duro que es armar una nota después de una goleada en contra contra el rival de toda la vida. Y además, se complica más cuándo esa goleada fue provocada por la desidia a la hora de jugar de los jugadores de la AKD (rescato a Saja, Pelletieri, Hauche y Zuculini) y por los fallos sospechosos de Sergio Pezzota.
images
El partido terminó 4-1 en favor de Independiente, habiendo empezado mejor Racing, pero solo en el marcador, porque el Rojo fue siempre algo más en el juego, al menos jugó el clásico como se deben enfrentar estos partidos.

A los 26m del PT, Racing se puso en ventaja, luego de un horror de Gabriel Milito bien aprovechado por Hauche que se la llevó rápido y se la tocó a Teo para que éste la empujara. El partido siguió siendo aburrido, pero algo más controlado por la AKD. Pero a los 35m Aveldaño hace una estúpida falta con Parra de espaldas al arco y de ese centro, la defensa nunca se enteró que había que despejar y Parra la mandó con alma y vida al ángulo con un fuerte remate de derecha.

De la salida de ese gol, otro horror de la defensa de Independiente, casi le permite a Hauche poner el desnivel en favor de Racing, pero el remate del ex Argentinos se fue muy alto.

En el segundo tiempo todo se puso negro. A los 13m Pezzota cobra un penal que solo él vio y encima expulso a Bruno Zuculini, como si hubiese hecho una falta terrible. Parra aprovechó eso y sin más marcó el 2-1 con un remate al medio del arco.

Nadie tomaba las riendas del partido, hasta que el inconciente Teófilo Gutiérrez decidió irse de otro partido importante y hacerse expulsar tras irse de boca(cuarta expulsión en 41 partidos). A los 22m Racing se quedaba con nueve hombres y sin ideas, el Coco solo atinó, unos minutos después, a sacar a Licht y poner a Cáceres para adelantar a Pillúd y defender con tres en el fondo.

Ya no había tiempo para nada más, aunque Racing tuvo dos claras para empatar, una de la cabeza de Gio Moreno que cabeceó para arriba y otra de Pelletieri que no pudo empujar un pase de Martínez.

Sólo hubo tiempo para que a los 47m Vidal y a los 49m Pato Rodríguez, redondearan una goleada merecida para el Rojo, merecida para Racing por su floja actitud. Los únicos ajenos a recibir semejante golpe, siempre somos nosotros, los hinchas, pero siempre somos los que terminamos lastimados.

Fin del quinto ciclo de Alfio Basile al frente de Racing, fin del ciclo de Teo y Gio y esperemos que haya un par más que también den las hurras y que de una vez por todas despeguemos y volvamos a los primero puestos, porque ese es el lugar que por historia y gloria, es el que nos merecemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *